Ley equilibrista.


Todas nosotras tenemos un tigre adentro que actúa como conejo: no quieren que lo cazen, pero si el cazador no aparece sale a curosear.
Para equilibrar un poco con la entrada anterior, nosotras también tenemos momentos en que nuestro tigre de adentro se comporta como el conejo.


Porque la verdad es que a todas nos pasa,
melimeliramos@yahoo.com.ar

6 comentarios:

M·e·l·i dijo...

Eso es totalmente cierto... a veces suena raro, pero es verdad.

besitos!!

Laaalu! dijo...

VERDAD!


besos

Disenchanted dijo...

No somos capaces de vivir sin cazar ni ser cazadas, lamentablemente. Será culpa del aburrimiento? =/

A.DeeDee dijo...

AY por dios, es tan cierto!
Copado el blog, felicitaciones

Verónica (peke) dijo...

Ni lo dudes, simplemente que no todas saben despertarlo...

besotes de esta peke.

pd. te espero por mi rincon con tu taza de cafe, siempre que quieras...

Violet dijo...

Cuanta razón! pero yo diría mas bien que sale a curosear muchas veces sabiendo que el cazador está ahí nomás a la espera de cazarlo, beso!